Follow by Email

martes, 27 de agosto de 2013

¿POR QUE ESCRIBIR?


Por qué será que cuando acabo algo me da ganas de escribir. A algunos les dan ganas de comer o de empezar corriendo otra cosa. A mí de escribir. Voy a tener que dedicar un tiempo a investigar por qué.

Este verano ha sido el del 2013, como verano ha sido movido y sobre todo ha venido cargado de emociones.

Muchos sabeis que he tenido la primera boda de mi familia, es increíble pero Janet se ha casado felizmente con Alberto. Este es un acontecimiento feliz para una madre, pero no deja de estar lleno de sentimientos encontrados.

La boda fue maravillosa para mí: mi padre, el encuentro de viejos y nuevos amigos, de hermanos, sobrinos, Toñi,... un encuentro realmente de familia en el sentido amplio de la palabra.

También me ha dado la oportunidad de conocer a gente como Roberto, el gran artífice de la boda. Dentro de unos días os contare la grandeza de esta persona. Por ahora solo puedo deciros que tiene un restaurante en Tolosa-Guipuzcoa, que merece la pena conocer, os atendera con profesionalidad y cariño: "El Frontón de Tolosa".

Por si este no fuera un acontecimiento gordo, según terminaba, nuestro querido Andrés anunciaba su boda con Anita. ¡Qué felicidad! Pero me reconoceréis que muchas emociones para un fin de semana.

Bueno pues eso es lo que quiero decir,son muchas emociones para asimilar incluso en 25 años.

Cada uno que piense si es capaz de ver la vida pasar a la velocidad del rayo y quedarse inmóvil. Yo se que a mí me toca este invierno intentar hacer las cosas con cabeza, mantenerme en mi sitio y a la vez estar. 

Parece que se ha acabado el mundo, ni mucho menos, LA VIDA CONTINUA, que lo tengan claro los que vienen detrás: nada se ha acabado. Hemos sufrido una pequeña transformación pero eso es todo.

Los que me conocéis os imaginareis por qué ésta necesidad de escribir, demasiadas emociones para que una persona como yo pase sin pena ni gloria por ellas... 
    

viernes, 3 de mayo de 2013

Daniel, un sucedido.


Papa Francisco.
EL PAPA LLAMA PERSONALMENTE A KIOSKERO QUE LE VENDIÓ EL PERIÓDICO POR DIEZ AÑOS PARA SUSPENDER EL SERVICIO
- ¡Hola Daniel! ¡Soy Jorge!
- ¿Jorge? ¿Qué Jorge?
- ¡Jorge Bergoglio!
- ¡Dale Mariano! ¡No seás bol… ¿Y vos me viste la cara de tonto? ¿Vos creés que voy a caer en semejante broma? ¡Claro me ibas a estar llamando desde Roma!
- ¡Pará, pará! ¡Pero si soy Jorge, tu amigo el Cardenal, ¿viste? ¡Me eligieron Papa! Entonces llamaba para agradecerte esta amistad que hemos tenido durante estos diez años que me has vendido el periódico y para suspender la suscripción…
El hombre –Daniel Regno- rompe a llorar y sólo atina a decir:
- ¿Usted Santidad, me está llamando a mí, desde Roma?
- ¡Pero claro, ¿Y que te pasa? ¡si somos amigos!
Esta no es la primera vez que nuestro humilde Jorge Bergoglio ha hecho esto cada vez que por ser ascendido en su Carrera Eclesiástica, tuvo que mudarse a otro lugar. El se encarga personalmente de estas cosas. Esta hermosa historia nos deja varias lecciones, entre otras: 1- Usted no está más ocupado(a) que el Papa; si él puede sacar tiempo para hacer labores humildes, usted también puede, aunque tenga (como en este caso) un séquito de Asistentes, Secretarias y otros empleados, contratados para servirle. 2- Créalo, el cargo que usted tuvo, tiene o tendrá, no es más importante ni más relevante que el del Papa; dejemos absurdas vanidades o prepotencias, pongamos los pies en la tierra y seamos más humildes. 3- Por más que usted ascienda en la vida terrenal, recuerde siempre sus orígenes y no olvide a sus familiares y amigos más humildes, atiéndalos y sírvales con amor, (aún a los desconocidos) que Dios no le va a preguntar el día que le llame a cuentas, cuánto dinero hiciste, o cuánto poder tuviste, sino qué hiciste con esos dones que Él te dio y a cuánta gente le serviste.

EL PAPA LLAMA PERSONALMENTE A KIOSKERO QUE LE VENDIÓ EL PERIÓDICO POR DIEZ AÑOS PARA SUSPENDER EL SERVICIO
- ¡Hola Daniel! ¡Soy Jorge!
- ¿Jorge? ¿Qué Jorge?
- ¡Jorge Bergoglio!
- ¡Dale Mariano! ¡No seás bol… ¿Y vos me viste la cara de tonto? ¿Vos creés que voy a caer en semejante broma? ¡Claro me ibas a estar llamando desde Roma!
- ¡Pará, pará! ¡Pero si soy Jorge, tu amigo el Cardenal, ¿viste? ¡Me eligieron Papa! Entonces llamaba para agradecerte esta amistad que hemos tenido durante estos diez años que me has vendido el periódico y para suspender la suscripción…
El hombre –Daniel Regno- rompe a llorar y sólo atina a decir:
- ¿Usted Santidad, me está llamando a mí, desde Roma?
- ¡Pero claro, ¿Y que te pasa? ¡si somos amigos!
Esta no es la primera vez que nuestro humilde Jorge Bergoglio ha hecho esto cada vez que por ser ascendido en su Carrera Eclesiástica, tuvo que mudarse a otro lugar. El se encarga personalmente de estas cosas. Esta hermosa historia nos deja varias lecciones, entre otras: 1- Usted no está más ocupado(a) que el Papa; si él puede sacar tiempo para hacer labores humildes, usted también puede, aunque tenga (como en este caso) un séquito de Asistentes, Secretarias y otros empleados, contratados para servirle. 2- Créalo, el cargo que usted tuvo, tiene o tendrá, no es más importante ni más relevante que el del Papa; dejemos absurdas vanidades o prepotencias, pongamos los pies en la tierra y seamos más humildes. 3- Por más que usted ascienda en la vida terrenal, recuerde siempre sus orígenes y no olvide a sus familiares y amigos más humildes, atiéndalos y sírvales con amor, (aún a los desconocidos) que Dios no le va a preguntar el día que le llame a cuentas, cuánto dinero hiciste, o cuánto poder tuviste, sino qué hiciste con esos dones que Él te dio y a cuánta gente le serviste.

3 Mayo



Cada vez que llega esta fecha ha pasado lógicamente un año más. Un montón de cosas nuevas se agolpan . Este año todos sabeis que tendremos la Boda de Jan y Alberto. ¡Qué alegría más grande!
Ya se vislumbra el camino que en estos veintisiete años hemos ido haciendo. Son frutos alegres del esfuerzo de años. Han logrado una independencia y respeto, han construido la base de una nueva vida independiente. 
Hace unos años una persona,  a la que debo mucho respeto y admiración, me dijo que educar a los hijos era llevarles a que libremente quisieran hacer el bien. Creo que este ha sido un punto importante de nuestra educación, la otra gran parte es de ellos mismos, fruto del trabajo y la maduración propia.
¡pero no quiero ponerme transcendente!
Hoy siento una gran alegría, es el cumpleaños de Andrew, desde el día de la boda, pasó a perderlo, y no quiero dejar de celebrarlo. El está feliz en El Camino de Santiago con su bicicleta, un hermano queridísimo y un  gran amigo.
Tengo muchas cosas que contar, casi todas alegres, y otras fruto de la vida y sus propias complicaciones. No es que sean tristes, son lo que son. Tendremos que acostumbrarnos a afrontarlas sacándoles el lado positivo, nuestro paso por la tierra es una continua búsqueda de la felicidad, no podemos perder ese fin.